Archivo Mensual: febrero 2016

Plataformas elevadoras: las estructuras más seguras para trabajos de construcción

Cualquier obra de construcción o reforma que requiera la presencia de personal técnico y obrero a varios metros de distancia del suelo, debe contar con las plataformas elevadoras que actualmente son consideradas como las estructuras que mejor garantizan la seguridad de los trabajadores.

Durante muchos años, los andamios de aluminio y madera, montados por los obreros horas antes de empezar el trabajo, eran las estructuras más utilizadas. Incluso hoy, en algunas ciudades del mundo persisten en su uso, omitiendo el riesgo que representan para aquellos hombres que deben subir a varios metros de altura y que por esta maniobra pueden comprometer su vida.

Pero como precisamente lo que más importa es la vida del equipo de profesionales que participa en una obra de construcción, muchas empresas se han dado el trabajo de utilizar el avance de la tecnología para crear plataformas elevadoras que cumplen con todos los requerimientos de seguridad, y con las que se han reducido considerablemente los accidentes laborales, por horas de trabajo, en toda Europa.

Las estructuras más solicitadas para realizar trabajos de arquitectura e ingeniería son las plataformas sobre camiones, las plataformas articuladas, las telescópicas, las de tijera y los elevadores personales. Cada una de ellas responde a requerimientos específicos de altura y movilidad.

No sólo en las obras de construcción se necesitan estas plataformas, en los trabajos de mantenimiento de la red eléctrica son utilizadas con frecuencia las plataformas telescópicas que ofrecen gran estabilidad en la cabina superior, donde se sitúa el profesional encargado de cualquier trabajo.

Cuando de garantizar la integridad física de los trabajadores de la construcción se trata, la mejor opción será alquilar las plataformas elevadoras que no suponen ningún riesgo para aquellos que deben desempeñar funciones a varios pies de altura, y que podrán concentrarse en su trabajo sin temor a sufrir accidentes.

No todas son iguales: residencia estudiantes Sabadell

Cuando se ha elegido pasar el curso en una residencia estudiantes Sabadell, hay que empezar a pensar que no todas son iguales, ni ofrecen los mismos servicios. Hay diferencias sustanciales que pueden hacer que la balanza se incline hacia un lado o hacia otro.

Una de las grandes diferencias es que no todas las residencias ofrecen la posibilidad de elegir una habitación individual. Esto es algo especialmente interesante para profesores que deben pasar temporadas lejos de sus residencias habituales o para estudiantes que cursan doctorados y que necesitan más tranquilidad y concentración.

Otra diferencia es que hay residencias masculinas, femeninas o mixtas. La elección dependerá de los intereses y de los servicios que pueda ofrecer la residencia y que resulten especialmente atractivos.

Por otra parte, hay residencias de diferentes tamaños, desde las más pequeñas que ofrecen un trato a sus residentes casi familiar, a las más grandes en las que, además de alojamiento los estudiantes pueden disfrutar de instalaciones deportivas y otro tipo de servicios adicionales como pueden ser salas de ocio o multimedia.

En cuanto a las normas de convivencia y de funcionamiento de la residencia, las hay que son mucho más estrictas que otras, por ejemplo, en el aspecto de los horarios. Es un tema a tener en cuenta si no se tiende a ser muy estricto con determinados aspectos.

Y, aunque lo habitual es que las residencias estén cerca de los campus universitarios, también es cierto que, hay algunas que pueden estar situadas algo más alejadas pero que, a cambio, ofrecen precios más asequibles y algún tipo de servicio adicional.

Elegir residencia es complicado, un error puede repercutir incluso en los estudios, si la persona no se encuentra cómoda o no se adapta al centro que ha elegido. Por ello, es conveniente meditar muy bien antes de hacer una elección definitiva que está destinada a durar, al menos, un curso escolar.