Archivo Mensual: Octubre 2016

El walkie talkie, la mejor herramienta para grandes proyectos

Cuando se presenta un proyecto en el área de la construcción, un gran equipo de arquitectos, ingenieros y obreros ponen manos a la obra sobre un objetivo en común y se conforman cuadrillas o equipos para cada una de las tareas. La comunicación constante es importante, sobre todo para el resguardo de la seguridad, el walkie talkie es la herramienta más idónea para ello.art5-batch8554-kwd1-walkie-talkie-batch8543-kw2-instaladores-de-gas-natural

Es evidente que, en espacios abiertos la ejecución de trabajos en paralelo puede hacerse cuesta arriba si los equipos no pueden organizarse, de forma tal de no entorpecer el trabajo del otro, o incluso estar al tanto de cuando comenzar una nueva fase inmediatamente después de que un equipo a culminado su parte.

Aunque la tecnología celular ha avanzado bastante, no es recomendable su uso en medio de estos proyectos, pues las distracciones que pueden ocasionar  suelen ser fatales. Adicionalmente, en algunas zonas la cobertura no es suficiente o la señal es muy débil para poder comunicarse con fluidez. La frecuencia en que pueden sintonizarse los walkie talkies permite trabajar sin problemas.

Más avanzados los trabajos, si es que se encuentra en la planificación, podrían incluir de una vez en la construcción, la instalación de tuberías de gas e incluso de calderas dentro de las áreas en donde  aplique. Para ello, un grupo de instaladores de gas natural deben entrar en escena y cuidar que todos los detalles relacionados a esta actividad sean cubiertos.

Es de suma importancia que este equipo de expertos en el tratamiento del gas natural cuente con todos los conocimientos y  por ende, las certificaciones para hacerlo. Una garantía de ello, es que la empresa a la cual representan esté en la capacidad de demostrar que todo su personal está inscrito en el registro de instaladores de gas natural personas jurídicas.

Lo anterior tiene gran relevancia pues el que un instalador se encuentre debidamente registrado lo faculta en los procedimientos o prácticas correctas sobre el tratamiento del gas y si es competencia de la empresa que representa, ofrecer ayuda en el mantenimiento posterior o revisiones periódicas del servicio.

Cuando ha sido entregado el inmueble a su dueño, el mismo debe estar muy atento al funcionamiento adecuado de todo lo que haya sido instalado. Por ejemplo, respecto a la instalación del gas o de la caldera, debe probar el normal funcionamiento de la cocina o que todos los cuartos de baño reciban el agua caliente sin inconvenientes.

Una edificación bien cuidada implica llevar ciertos controles sobre las revisiones periódicas que haya que hacer. La proactividad mantiene a sus usuarios más seguros. En el caso de un tema tan delicado como es el gas, aunque no se haya notado un cambio abrupto en la operación de la caldera, será importante organizar una revisión cada cierto tiempo.