La redacción profesional de contratos y documentos jurídico-administrativos

Son muchas las ocasiones en la vida en la que es necesario (o como mínimo es sumamente aconsejable) el plasmar por escrito acuerdos a los que hayamos llegado, pactos que nos vinculen y otros elementos por estilo, a todo ello se le denomina obviamente contratos, pactos, acuerdos o cosas por el estilo y bien haremos de que los mismos estén redactados por profesionales.

Y ¿cuál es la necesidad de que dichos documentos, de que dichos contratos o demás documentos jurídico-administrativos estén redactados por profesionales del sector, por ejemplo por Abogados Barcelona? Pues la necesidad es obvia: sólo un profesional sabe dar y conoce esos detalles técnicos concretos que le darán plenas garantías al mismo, y en consecuencia a nosotros.

Que nadie se engañe, en realidad, la necesidad de que el contrato sea redactado por un profesional, técnicamente no existe en casi ningún supuesto, pues en realidad y en pureza bien podremos redactárnoslo nosotros mismos, pero craso error cometeremos en la mayoría de casos si así lo hacemos o si así lo hiciésemos.

Por mucho que pensemos que es fácil, que nosotros dominamos, que sabemos, que conocemos, que todos son iguales o que ya está bien una plantilla estándar. No, no y no, para nada ello es así, y una adecuada redacción y personalizados a cada cliente es más que recomendable y necesaria si luego no queremos sorpresas desagradables en el transcurso del contrato.

Y es que dos contratos pueden parecer iguales, con condiciones y características similares e incluso con un lenguaje parecido, pero existen matices, detalles, especificaciones, juegos de palabras o incluso comas puestas en un lugar u otro que pueden determinar un gran cambio en el mismo, y eso que duda cabe que sólo sabe detectarlo y realizarlo un buen profesional al respecto.

2013-04-22 13 18 32

Dejar un comentario